COLEOL COOPERATIVA DE PAN DE AZUCAR- PRESTAMO

Habían transcurrrido cuarenta y un años de la fundación de COLEOL y  no habían podido  lograr que se les reconociese que habían saldado la deuda contraída con el Banco Hipotecario del Uruguay. Las viviendas que estas treinta famillias de Pan de Azúcar logaron construir con gran esfuerzo las inauguraron un 12 de octubre del año  1981. Desde esa fecha ellas fueron saldando sus deudas mes a mes hasta abonarla en su totalidad, pero posteriormente no lograban vencer las travas que el BHU les imponía para reconocerles que tenían abonado en su totalidad el préstamo que se les había otorgado.

La actual Comisión Directiva gracias a su gran esfuerzo logró vencer todos los obstáculos que  les imponía el BHU  y el día 05-06-12 lograron firmar la cancelación  de la deuda . Gran felicidad  trajo esa noticia a todas esas familias trabajadoras que tuvieron un  largo peregrinar para obtener  ese justo logro.

Felicitaciones a la Comisión Directiva por los trámites realizados y a todos los integrantes de Coleol  que están a muy pocos días  que se les entregue su título de propiedad.  Llegará esa ansiada fecha  y todos sus integrantes sentirán el placer de poner sus pies en una vivienda que se  ha documentado como de su propiedad, anhelo tan esperado por todas esas personas humildes que se han  esforzado en forma denodada durante muchos años.

Hay integrantes  de Coleol  que esperaron cuarenta y un años para que llegue este tan añorado día. Lamentable es que a lo largo de tantos años muchos socios  han fallecido, sea para ellos el reconocimiento de los esfuerzos que realizaron y que sirvieron para que estas familias que hoy la conforman tengan la documentación que les da el título de propiedad.

Dentro de la ciudad  ella  sigue siendo reconocienda con esas cuatro palabras de la frase que la identifica  “COLEOL UNA GRAN FAMILIA”.

COLEOL COOPERATIVA DE PAN DE AZÚCAR-AYUDA MUTUA

La Cooperativa de Viviendas Leonardo Olivera (COLEOL)  de la ciudad Pan de Azúcar construyó su grupo habitacional por el sistema de AYUDA MUTUA. Sus hermosas viviendas surgieron de la mano de obra de las familias que la integraban. Enumeramos como razones  fundamentales para que la pudiesen lograr de esa forma entre otras a  las siguientes: 

_Que su Instituto Técnico trabajó con éxito en  la formación del grupo humano.

-Haber recibido inumerables charlas de cooperativismo.

Tener bien definida la meta propuesta y las responsabilidades que enfrentaban. 

-Estar en conocimiento que las horas trabajadas se contabilizaban  al igual para todos independientemente de sus físicos o conocimientos de oficios.. 

-Tener entre sus integrantes a personas con diversos oficios afines (albañiles, carpinteros, electricistas, sanitarista, etc.).

-El sentido de solidaridad dentro de todos los socios.

-Tener conocimiento que todos los días sábados y domingos tenían que volcarlos al trabajo . 

Realizar los trabajos con responsabilidad.

Sus limitaciones en el trabajo  solo lo marcaba un impedimento físico.

No ser limitante para el  trabajo las inclemencias del tiempo.

-Las mujeres  no ponían reparos en realizar trabajos pesados.

Mostrar  por encima del cansancio un buen ánimo.

Los socios de buena complexión física pedían los trabajos mas pesados.

-Valoraban  positivamente los avances de obra.

Tener un socio que realizó el trabajo de capataz con gran esmero.

-Contar con una Comisión Directiva eficiente en planificación de tareas.

           A la fecha de finalización de obras  el 12 de octubre de 1981  era  la única Cooperativa de Vivienda del Dpto. de Maldonado que había realizado las obras de construcción por AYUDA MUTUA .

Walter Nelson TORRES     21-96-12

COLEOL COOPERATIVA DE VIVIENDA PAN DE AZUCAR

Era un diecinueve de setiembre del año mil novecientos setenta y uno cuando se reunen un grupo de pobladores de Pan de Azúcar con el propósito de formar una cooperativa para construir sus viviendas por el régimen de ayuda mutua. En ese soleado día de hace más de cuarenta años nació ese pujante grupo humano que con el propósito de sentirse contagiado con su fortaleza le puso a su Cooperativa el nombre del gran héroe nacido en la zona “CORONEL. LEONARDO OLIVERA”.  A continuación se muestra una apretada síntesis de su historia, tratándo de mostrar las facetas mas salientes que la llevaran a formar el grupo habitacional.

PERSONERÍA JURIDICA

Coleol nace como una cooperativa de Vivienda de Atuda Mutua sugeta al régimen de usuarios, todo ello gracias a la orientación que partía del Instituto Nacional de Asistencia Técnica (INAT) y con el apoyo invalorable y  permanente que en forma honoraria les prestó el escribano Orlando Romero.           

La Personería Jurídica gracias a la gestión y deligencia de su escribano la obtuvo en tres meses, poseedora de sus estatutos comenzó su vida  como una institución formal. Todo ello fortificó su espíritu de lucha en obtener logros en el camino que se habían trazado.

LUGAR DE REUNIONES Y TRABAJO

En los primeros meses del año mil novecientos setenta y dos alquiló un local que le  sirvió para sus reuniones y como local para realizar trabajos que redituaran beneficios económicos muy necesarios para los gastos que originaba la marcha de  la cooperativa. En una de sus paredes lucía una frace que representaba el sentir de ese grupo humano “COLEOL UNA GRAN FAMILIA”, esas cuatro palabras se arraigaron en todos sus socios y fueron emblema de fortaleza en todos los momentos díficiles y en los de festejos porque también lucieron  en la gran torta cuando se realizó la inaguración del grupo habitacional.

TRABAJOS REALIZADOS PREVIOS A LA CONSTRUCCIÓN DE SUS VIVIENDAS 

A los efectos de fortificarse como grupo humano entre otras actividades se dedicó intensamente al trabajo. Unos que redundaban en beneficios económicos y otros que  realizaban en forma totalmente desinteresada por el solo hecho de colaborar con instituciones de nuestra ciudad. 

              Entre otros se mencionan:

Realización de bloques de hormigón.

Realización de ladrillos .

Talados de montes de eucaliptus.

Trabajos en cultivo de plantación de remolacha azucarera.

Trabajo de pintura en local comercial.

Limpieza, nivelaciones y construcción de un local en el predio a construir sus viviendas.

–Como colaboración con instituciones de la ciudad se mencionan:

Albañilería y pintura de dos escuelas de la ciudad.

Albañilería y pintura en el Cementerio Local.

Trabajos en reforma del Estadio Municipal.

Trabajos sanitarios en el Liceo de la localidad.

Colaboración en beneficios realizados por Instituciones de la localidad.      

Al finalizar el año mil novecientos setenta y ocho estaba integrada con un grupo humano con muy sólido sentir de lo que significaba solidaridad y  responsabilidad que debían de enfrentarLes llegó el préstamos del Banco Hipotecario en el mes de diciembre y comenzaron los trabajos de construcción que les llevó tres años.

Walter TORRES  – 18-06-12




COLEOL COOPERATIVA DE PAN DE AZÚCAR

La Cooperativa de Vivienda Leonaro Olivera (COLEOL) se encuentra ubicada en la ciudad de Pan de Azúcar-Dpto. de Maldonado,  fue fundada el 19 de setiembre de 1972 por un grupo de treinta familias y comienza su construcción un 8 de diciembre de 1978.

Dispuso para construir su grupo habitacional de un predio ubicado entre las calles Sarandí, Rivera, Indio Miguel y Félix de Lizarza. Este terreno perteneciente a la Firma Sucesión Blois fue vendido a la mencionada cooperativa a un precio sumamente bajo como una forma de faavorecer a los vecinos de la localidad.

La Señora Marita Pacheco de Blois fue un pilar fundamental para que la transación se realizase, siendo por esa razón y por su permanente apoyo y colaboración que  la nombró  madrina de Coleol.

Cuenta de treinta viviendas  de tres dormitorios, revestidas ellas de pared de ladrillo a la vista, con un Salón Comunal con las comodidades necesarias para realizar reuniones de un número importante de personas.

Posee tres plazas arboladas, buena iluminación y calles pavimentadas. Todo ello la lleva a que se le considere un muy hermoso grupo habitacional en la localidad.

El trabajo de construcción se realizó en su totalidad con mano de obra de las familias que la constituían. Llevó tres años de esfuerzo de hombres y mujeres para que finalizaran  sus trabajos  y  el día 12 de octubre de 1981 se realizó la inaguración de su grupo habitacional. 

La población de la ciudad de Pan de Azúcar que había  observando el esfuerzo que realizaban esa treinta familias para obtener sus casas, se volcaron masivamente al acto de inaguración lo que enorgulleció a los cooperativistas al sentir el calor del pueblo.   

Fundidos en un gran abrazo ese grupo humano  que integraba  COLEOL pasaron a ocupar sus viviendas, conformando lo que siempre mencionaron que eran  “UNA GRAN FAMILIA”

Walter TORRES – 20/06/12

JUICIO EQUIVOCADO

Media tarde de un día de enero un calor agobiante de casi cuarenta grados, el cielo se puso negro y resonga fuertemente desprendiendo una copiosa lluvia.  El tronar del cielo se acompasa con el repique  de los cascos de un caballo que avanza a todo galope castigado por su dueño, todos miraron contrariados  la actitud de ese hombre que castigaba con tanta crueldad a ese pobre animal.  Todos tenían la certeza que  esta actitud la tomaba para  dispararle a la lluvia que caía sobre él. Uno de los que miraba pasar a ese jinete le grita “no castigues así a ese caballo que igual te vas a mojar y con este calor el agua no te va a enfermar” . El señor siguió su carrera desenfrenada sin prestar atención a quien le había gritado y  se alejó bajo la lluvia quedando en nuestros oídos el repique de los cascos de su caballo.

Todos quedaron comentando la locura que hacía ese hombre al castigar  tan brutalmente a su caballo por el solo hecho de no mojarse, no había una sola persona que pensase diferente sobre la razón que lo llevó a un proceder de  manera tan descabellada. Las palabras que utilizaban eran las mas diversas pero todas encaminadas a juzgar de forma negativa el proceder de esa persona que minutos antes pasó frente a ellos, algunos llegaron a decir que era conveniente denunciarlo a la policía por el maltrato al animal y que podía haber lastimado alguna persona.             

Nadie pensó que detrás del proceder que había tenido ese señor podía haber otra razón que lo había llevado a ello. Todos formaron un juicio negativo sin tener ninguna certeza,  porque es muy común que el ser humano no se detenga a pensar antes de acusar a una persona. 

Si habrá sido equivocado los juicios que hicieron esas personas y lo arrepentidas que habrán estado de haberlos realizado,  cuando al otro día aproximadamente a la misma hora vieron pasar a ese mismo hombre con su cabeza gacha lentamente en su caballo detrás de una carrosa que llevaba en un ataud el cuerpo de su hijo

No había ninguna duda que cuando vieron a ese señor en una carrera desenfrenada él iba en busca de un médico para su hijo, teniendo todo un final muy doloroso porque a las pocas horas falleció.  El  segundo día que pasó frente a ellos ya no tenía que galopar,  porque no era necesario apresurarse para llegar al camposanto y dejar allí a su ser querido.

Cuando juzgamos el proceder de otra persona  la mayor parte de las veces lo hacemos inecesariamente  y en forma apresurada, por lo que estamos muy expuestos a equivocarnos.

Todos deberíamos de tener muy en cuenta el pensamiento dicho por un gran poeta”SOLO VEMOS LO APARENTE DE LAS COSAS, LO ESENCIAL ESTÁ OCULTO A LOS OJOS DEL HOMBRE”

                          Walter Torres  – 02-05-12