COLEOL COOPERATIVA DE VIVIENDA PAN DE AZUCAR

Era un diecinueve de setiembre del año mil novecientos setenta y uno cuando se reunen un grupo de pobladores de Pan de Azúcar con el propósito de formar una cooperativa para construir sus viviendas por el régimen de ayuda mutua. En ese soleado día de hace más de cuarenta años nació ese pujante grupo humano que con el propósito de sentirse contagiado con su fortaleza le puso a su Cooperativa el nombre del gran héroe nacido en la zona “CORONEL. LEONARDO OLIVERA”.  A continuación se muestra una apretada síntesis de su historia, tratándo de mostrar las facetas mas salientes que la llevaran a formar el grupo habitacional.

PERSONERÍA JURIDICA

Coleol nace como una cooperativa de Vivienda de Atuda Mutua sugeta al régimen de usuarios, todo ello gracias a la orientación que partía del Instituto Nacional de Asistencia Técnica (INAT) y con el apoyo invalorable y  permanente que en forma honoraria les prestó el escribano Orlando Romero.           

La Personería Jurídica gracias a la gestión y deligencia de su escribano la obtuvo en tres meses, poseedora de sus estatutos comenzó su vida  como una institución formal. Todo ello fortificó su espíritu de lucha en obtener logros en el camino que se habían trazado.

LUGAR DE REUNIONES Y TRABAJO

En los primeros meses del año mil novecientos setenta y dos alquiló un local que le  sirvió para sus reuniones y como local para realizar trabajos que redituaran beneficios económicos muy necesarios para los gastos que originaba la marcha de  la cooperativa. En una de sus paredes lucía una frace que representaba el sentir de ese grupo humano “COLEOL UNA GRAN FAMILIA”, esas cuatro palabras se arraigaron en todos sus socios y fueron emblema de fortaleza en todos los momentos díficiles y en los de festejos porque también lucieron  en la gran torta cuando se realizó la inaguración del grupo habitacional.

TRABAJOS REALIZADOS PREVIOS A LA CONSTRUCCIÓN DE SUS VIVIENDAS 

A los efectos de fortificarse como grupo humano entre otras actividades se dedicó intensamente al trabajo. Unos que redundaban en beneficios económicos y otros que  realizaban en forma totalmente desinteresada por el solo hecho de colaborar con instituciones de nuestra ciudad. 

              Entre otros se mencionan:

Realización de bloques de hormigón.

Realización de ladrillos .

Talados de montes de eucaliptus.

Trabajos en cultivo de plantación de remolacha azucarera.

Trabajo de pintura en local comercial.

Limpieza, nivelaciones y construcción de un local en el predio a construir sus viviendas.

–Como colaboración con instituciones de la ciudad se mencionan:

Albañilería y pintura de dos escuelas de la ciudad.

Albañilería y pintura en el Cementerio Local.

Trabajos en reforma del Estadio Municipal.

Trabajos sanitarios en el Liceo de la localidad.

Colaboración en beneficios realizados por Instituciones de la localidad.      

Al finalizar el año mil novecientos setenta y ocho estaba integrada con un grupo humano con muy sólido sentir de lo que significaba solidaridad y  responsabilidad que debían de enfrentarLes llegó el préstamos del Banco Hipotecario en el mes de diciembre y comenzaron los trabajos de construcción que les llevó tres años.

Walter TORRES  – 18-06-12




Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s