comida-coleol-008.jpg

Luz de Coleol

Anuncios

ANIVERSARIO INAUGURACION COLEOL 12-10-17

En el año mil novecientos setenta y seis nos escrituraron el terreno y ese día con los pies sobre él , levantamos las manos al cielo agradeciendo a Dios el logro obtenido y luego nos arrodillamos a besarlo, todo esto hace imposible que nuestros sueños no se hicieran realidad.
Memorable fue el día dieciseis de diciembre de 1978 cuando hombres y mujeres tomaron las  herramientas para hacer crecer nuestras viviendas, no fue impedimento el frío, las lluvias o un sol abrazador para detenernos en el trabajo.
Fue así que se llegó al memorable 12-10-81 en que los sueños estaban cumplidos porque nuestras viviendas estaban finalizadas, allí estaban treinta familias abrazadas frente al Escribano Romero que haciendo girar un bolillero hacía salir realidades con forma de llaves que tomabamos para apretarlas contra nuestros corazones.
Han pasado ya treinta y seis años de esos momentos y en esta GRAN FAMILIA DE COLEOL toman vida los recuerdos y se reafirma la alegría de pertenecer a ella.
Walter Nelson Torres

12 de octubre de 2017

Un año mas felices y orgullosos de amanecer en nuestra querida Coleol, en la mañana de hoy recordaremos aquel tan feliz 12 de octubre de 1981 en que treinta familias abrazadas recibieron las llaves que fueron las cunas de sus hogares.
Junto a esta bigornia que nos regaló Piringo que es el símbolo del trabajo y que sostiene orgullosamente los mástiles se realizó el acto de inauguración de nuestras viviendas frente a un pueblo que con su presencia reconocía nuestro esfuerzo.
Hoy al igual que en el año 1981 procederemos a izar las Banderas de la Patria y la de nuestra COLEOL, tengamos en este momento junto a nosotros  a todos los que durante tres años se esforzaron para hacer realidad la construcción de nuestros treinta techos, ORGULLOSOS ESTAMOS DE ELLOS Y TODOS HOY  ESTARÁN EN LAS MANOS DE QUIENES EN ESTE MOMENTO IZARAN LAS BANDERAS.
La Bandera Nacional estará en manos de la compañera Diosma, recordando al socio fundador nuestro querido Piringo gran trabajador , aportador de ideas, unificador del grupo y que dejó un gran vacío al irsenos tan rápidamente.
La Bandera de Artigas estará izada por la compañera Selva, quien fuese ella esposa del socio fundador nuestro muy querido Ruben , gran trabajador y  pilar fundamental en la construcción de nuestras viviendas, que supo mantener la unidad y armonía de todo el grupo, valla también nuestro reconocimiento en  que nos supo contagiar su gran esfuerzo.
La Bandera de los Treinta y Tres está en las manos de nuestra compañera Gaby, en ella recordamos a Cacho que fuese invalorable con la siembra de los grandes valores que deben de primar siempre en nuestra querida Coleol, como lo son la  CONFRACTERNIDAD Y SOLIDARIDAD, todos deseamos que sus semillas sigan germinando para el bien de NUESRA GRAN FAMILIA.
Y la invalorable Bandera de  querida COLEOL está en las manos de nuestro compañero Carlitos, al izarla recordaremos a nuestra querida Elvira, invalorable ser humano, incansable trabajadora y  que con su vitalidad le daba optimismo a todo el grupo de trabajo. Veamos también al ver nuestra bandera elevándose a todas las damas que trabajaron a la par de los hombres para construir estas viviendas de las que estamos orgullosos.
——————
Procedamos al Izamiento de las Banderas TOMADOS DE LAS MANOS , SEA ESTE MOMENTO PARA REFORZAR AUN MAS LOS VALORES DE CONFRATERNIDAD Y SOLARIDAD QUE SON LOS  FUNDAMENTALES DE TODO COOPERATIVISTA.

ANIVERSARIO INAUGURACIÓN VIVIENDAS COLEOL – 12-10-17

    Recordemos brevemente a nuestra COLEOL antes que nos covijara en sus casas.
Pensemos que nació al medio día del 19 de setiembre de 1971 en el Centro Progreso, estabamos allí treinta familias soñadoras de tener su vivienda que resolvimos abrazarnos fuertemente para obtener este invalorable  logro que todos amamos.
Gran fuerza tuvimos como grupo naciente al alquilar un local para reunirnos en el mes de febrero del año siguiente , era un galpón derruido que se había estado utilizando como caballeriza, se  le realizó su limpieza, se amobló con algunas viejas sillas y con la confraternidad de esas treinta familias abrazadas se transformó en una  sede que lucía en una de sus paredes la hermosa frase que nos simboliza COLEOL UNA GRAN FAMILIA
Recordamos los muchos trabajos que realizamos para obtener fondos, como lo fueron los  de montear, el hacer bloques, carpir remolacha y pinturas. En  su grupo ya se había arraigado firmemente los valores de solidaridad que deberán de perdurar eternamente en nuestra institución por ser fundamental en el cooperativismo y ello nos llevó a colaborar con numerosas instituciones públicas fundamentalmente de enseñanza.
Imposible sería olvidarse del maravilloso día del año mil novecientos setenta y seis en que se escrituró el terreno, llegada la noche nos reunimos  abrazandonos en nuestro querido galpón festejando el logro y se nos ocurrió a todos poner los pies sobre el terreno como símbolo de poseerlo y estando allí  nuestro querido NEGRO HILDO levantó las manos al cielo agradeciendo a Dios y luego se arrodilló para besar la tierra en que se edificaría nuestras casas, todos lo imitamos arrodillandonos junto a él, me conmueve este recuerdo y afirmo que con seres humanos con ese sentir los logros estaban  asegurados y el cariño por nuestras viviendas también.
Maravillosa toda la historia de nuestra Coleol pero muy extenza para contarla en su totalidad, pero imposible pasar por alto el día del mes de diciembre de mil novecientos setenta y ocho cuando locos de contentos disfrutamos tomando los picos en nuestras manos para comenzar las obras.
Tres años transcurrieron en que no fueron impedimento ni las lluvias, ni el frio o el calor para no asistir a llevar adelante la obra. Los trabajos nos unieron en hermandad y cada día se afianzaba  más la frase emblema COLEOL UNA GRAN FAMILIA. Fundamentalmente los días domingos el pueblo venía a vernos trabajar y a felicitarnos por el avance de las obras.
Día de locura fue cuando terminamos la etapa de construción y recorrimos con ropa de trabajo nuestro pueblo para a los gritos comunicarselo, la carabana la encabezaba Osvaldo, le seguía Cacho en su cachila, luego motos y bicicletas.
Demos por finalizadas estas palabras recordando el momento de esa soleada mañana del doce de octubre de mil novecientos ochenta y uno, cuando todas las familias abrazadas recibíamos las llaves de una vivienda de manos del Escribano Romero, Osvaldo Ruiz y Ruben Serrón.
Corrieron lágrimas de emoción cuando entramos a la vivienda que nos tocó en suerte para covijarnos, las construimos con amor y ese amor por ellas perdura siempre.
SI EN ESTE MOMENTO TITULASE NUESTRA COOPERATIVA DIRÍA   COLEOL UNA GRAN FAMILIA  PORQUE  ESTO N O ES UNA SIMPLE FRASE, CONTIENE LOS VALORES DEL COOPERATIVISMO.